domingo, 11 de enero de 2009

Long live the new flesh

Nuevo ciclo de la filmoteca.
Este enero he logrado meter al director de la Nueva Carne, al canadiense con el cerebro carcomido, al maestro de la enfermedad y la metamorfosis, el señor David Cronenberg
A lo largo de dos meses casi todos los martes apreciaremos exquisitas perlas de su calenturienta imaginación como son:
RABIA 13 enero

Una de las mejores actrices porno de los 70 (lo que es lo mismo que decir que de la historia), la estupenda Marilyn Chambers, protagoniza esta típica historia de su director, en la que un virus afecta de manera “peculiar” a Chambers, haciéndole crecer un apéndice por el que chupa la sangre de sus tiernas víctimas, transmitiéndoles la rabia. La malformación y el cambio producido por la enfermedad están aquí ya.

LA MOSCA 20 enero
"Me estoy convirtiendo en algo que no ha existido nunca".Si esto no es cambio ya me diréis. El cruce entre una mosca y el gigantesco Jeff Goldblum nos dejó para la posteridad algunas de las escenas más nauseabundas de los años ochenta Para la posteridad aquella en que se arranca las uñas delante del espejo. Geena Davis dejaba entrever el futuro de la hibridación al final de la película (obviar la segunda parte, of course)

INSEPARABLES 3 febrero
Nuestro canadiense favorito se va haciendo más sutil, que no menos retorcido ¿Cuál es la mayor mutación que una pareja de gemelos? Ambos son interpretados por Jeremy Irons antes de que se volviera pesetero. Dos cirujanos obsesionados con una mujer con una malformación uterina. Esas batas de quirófano rojas…

VIDEODROME 10 febrero
La Nueva Carne. Todo está aquí. El hombre y la máquina se funden para crear algo distinto, un paso más allá. James Woods es un vídeo con piernas. Más allá del cuerpo.

CRASH 17 febrero
Dentro del grupo de las parafilias Medical Procedures (anestesias, cirugías, inyecciones, insuflaciones) y Medical Bondage (ortodoncias, parches) se encuentra la de “cicatrices”.
Esta se relaciona directamente con otro grupo parafínico, el Car Accident o Car Crush. De eso trata Crash, la perfecta traslación al cine de aquella novela no menos turbadora de J. G. Ballard. Y de paso descubrimos a la gélida Deborah Kara Unger, perfecta para la película.

3 comentarios:

Payodeono dijo...

Vaya ciclo te has marcado primo.
"Rabia" fue un intento de la preciosa Marilyn Chambers para introducirse en el cine convencional, aunque creo recordar que durante la película no dice más de 4 o 5 frases. Aún así ¿quién podría renunciar a sus encantos?.
"Inseparables" es una de las películas más perturbadoras que recuerdo, increíble Jeremy Irons. Y qué decir de la criatura Branden-Mosca, subiéndose por las paredes, follando como un poseso, echando medio kilo de azucar en el cafe y como no, vomitando acido clorhídrico sobre su comida.

WAYNE GRO dijo...

Quien más y quien menos, todos nos hemos sentido como la mosca algún domingo después de un sábado rockanrollero ¿Será la resacuza intensa una forma de Nueva Carne?¿Lo habría pasado algo mejor Jeff Goldblum si se hubiese echado un botellín fresco y una banderilla después de montar en la máquina teletrasportadora?
¿Como era tan guapa Marilyn Chambers?

Isa dijo...

Pues si querido, esto no es un ciclo, es un ciclón. Me parece una selección impresionante e inquietante. Me encantaría observar a la gente que va.

Disfrútalo torpedo.