viernes, 25 de abril de 2008

Hobbit$$$$$

Vacineando en los comentarios del mejor blog de opinión que conozco, el de Rafael Marín, (que lo tenéis convenientemente colocado en los enlaces abajo a la derecha), me encontrado con la noticia de la confirmación de Guillermo del Toro como director de “El Hobbit”. El proyecto que ha dado vueltas de aquí para allá sin parar desde el mismo momento en que Peter Jackson acabó las pelis del Señor de los Anillos. Todo apuntaba a que él mismo iba a dirigirla, pero el australiano se desentendió del asunto, estaría hasta los huevos de tanto orco y tanta ostia. De un tiempo a esta parte comenzó a sonar el nombre de Guillermo del Toro para dirigirla. El hombre, después de “El Laberinto del Fauno” y las dos de Hellboy se considera (y lo consideran) más que adecuado para la tarea.
Hasta aquí cojonuten, lo que mosquea de la noticia es “Dos films serán los que Guillermo ruede en las instalaciones de Weta en Nueva Zelanda, siendo el primero la historia de "El Hobbit" propiamente dicha y el segundo el enlace con ese vacío de 60 años existente entre esta obra y "El Señor de los Anillos". Por si alguien no ha leído “El Hobbit” y “El Señor de los anillos” (ya esta tardando) ya les adelanto que en ese tiempo que separa las dos historias NO HAY NADA ESCRITO POR TOLKIEN. O sea, que tendrían que escribirlo aposta, y aquí es donde comienzan los escalofríos. Me imagino una escena en una sala de reuniones de una multinacional / productora de cine. Toda la mesa llena de tipos trajeados que comentan la manera de enfocar el proyecto “El Hobbit”. Entonces uno de ellos, que está deseando comprarse otro Porsche, (no tiene ninguno naranja) comenta “Si la cosa nos fue tan bien con el otro gordo, ese aborigen. ¿Por qué no hacemos ahora también tres películas con éste?” Mientras habla, el símbolo del dólar se le dibuja en los ojos. “Pero” comenta otro ejecutivo algo menos agresivo “Pero es que el libro sólo da para una película”. El primero, pensando que cuándo le ha detenido a él lo que ponga en un libro a la hora de adaptarlo, taladra al otro con la mirada al tiempo que dice “Lo dejamos en dos entonces”. Nadie más añade nada y todos vuelven a sus portátiles, a calcular los porcentajes de beneficios que ya se están repartiendo.

1 comentario:

Tormenta dijo...

Segun vi hace unos días en la tv, creo que el aborigen va a participar, ya no en la direción, ya si en la producción...

Pero ni todo es cierto ni todo es verdad, solo queda todo lo que es mentira. A saber lo que pasara cuando concluyan las peliculas.

¡¡Por dios!! dos películas.